Comencé mi andadura en el mundo profesional desde muy joven. Ya entonces tuve que asumir responsabilidades en las que tendría que seleccionar, entrenar y liderar a profesionales de diversos perfiles, afrontar retos y la presión frente a objetivos dentro de sectores tan dinámicos y cambiantes como el del retail.

En este tiempo trabajé más de 40.000 horas como manager en empresas de grupos de primer nivel, como Telefónica, Banco Santander o MoneyGram. Sin embargo, inicié un nuevo trabajo a tiempo completo el día que fui madre y se me planteó esta pregunta: ¿estoy donde tengo que estar?

La respuesta pronto cobró forma: me había convertido sin pretenderlo en una líder coach dentro de las organizaciones donde había trabajado, y había llegado la hora de emprender un proyecto propio con el fin de ayudar a profesionales a ser el tipo de líder híbrido que se necesita para este siglo, y a las organizaciones en sus procesos de cambio.